Acerca de

«No porque tú lo dijiste, los demás aprendieron»

Vamos a ello…te lo dije!

No porque yo realmente lo diga vosotros aprenderéis alguna cosa acerca de lo que escriba o visualice en este blog, pero deseo profundamente pasármelo bien con todos vosotros e interactuar mientras os voy contando la historia de Jesús en mi propia vida, claro esto tuvo varias etapas desde el día que le conocí, pasando por serias dudas acerca de él y su existencia, llegando a un total convencimiento hasta el deseo más apasionado de hablar de Su vida para que otros le conozcan.

Nací el 7 de Mayo de 1970 en una ciudad hermosa de la provincia de Buenos Aires, Pergamino… La Perla del Norte, una tierra de colonos italianos, sirios libaneses y españoles, propicia y próspera para los agricultores y ganaderos.

Mientras iba creciendo con mi hermano Marcelo en una familia de costumbres católicas y de formas italianas, llegó el día D, cuando a los 14 años fuimos invitado a participar de un campamento de verano de Palabra de Vida en San Miguel del Monte,  donde pasó algo que jamás me dejaría y por lo cual hoy vivo convincentemente todos los días de mi vida… un 8 de enero de 1984 conocí a Jesús como mi Salvador personal, entendiendo que Su perdón y vida eran para siempre.  Por la primera vez escucharía una verdad absoluta que desarmaría por completo mi rebeldía y locura, JESUS TE AMA, fueron las palabras del predicador!

Vuela el tiempo …

En 2001 con mi amada esposa Nancy, a quien conocí en mi iglesia local y con quien servimos juntos por muchos años, fuimos comisionados para servir a la juventud portuguesa con Palabra de Vida. Después de diez maravillosos años, e obedeciendo al llamado de Dios, en Agosto de 2010 nos mudamos a Barcelona para asumir la dirección del ministerio juvenil de Palabra de Vida España.

Somos más…

No venían pero llegaron rápido para completar nuestras vidas y darnos un valor que no se puede explicar hasta que te llaman por primera vez Papá!. Actualmente tenemos tres preciosos hijos, Noemí de 14 años nacida en Portugal, Estêvão 11 años  nacido en Nueva York, EEUU y por ultimo cerrando la fabrica, Isabella de 9 años nacida en Portugal.

Ahora me toca aprender, también te lo he mencionado…

¿Cuál es mi intención en este blog?… es que en “GOSPELIZANDO” nos hagamos preguntas con respecto a la necesidad de alcanzar nuestra propia generación con JESUS…¿qué ingredientes estoy utilizando? ¿por qué lo que utilizo no sazona? ¿por qué no veo cambios? ¿serán los correctos? ¿es tan difícil hacer discípulos?. Convengamos algo más, y es que para responder a estas preguntas será muy importante hacerlas con criterio y sentido bíblico.

¿Qué te ofrece este blog?… Artículos actuales, testimonios de vida, libros de lectura para tu liderazgo juvenil, experiencias basadas en la frustración y aprendizaje personal durante veintisiete años de ministerio con jóvenes y sobre todo la necesidad de abrir mi corazón para decirte una y otra vez… que hacerlo mal también es parte del proceso.Una pregunta que nos deberíamos hacer antes de zambullirnos en esta honrada y preciosa tarea de “alcanzar a la juventud con el evangelio de Cristo” es: ¿Por qué hemos perdido nuestra autoridad con respecto a esta generación? Creemos profundamente que hemos sopesado en la balanza de la vida ministerial la velocidad como algo más importante que la dirección y nos hemos olvidado que discipulado es: Llevar a cada generación que experimenta constantes cambios a través del proceso de Dios con verdades permanentes. (Word of Life – Local Church Ministries Statement).En todos estos años sirviendo a la juventud en diferentes países, nos hacemos una pregunta en cada contexto que me ha tocado vivir: ¿Les conozco realmente? ¿Sé quienes son o aplico la “norma” que me ha sido enseñada por antiguas generaciones de siervos de Dios?

Muchas veces perdemos de vista la realidad de que las diferentes generaciones van cambiando en formas de pensar y estilos de vida con la tecnología, la moda, las nuevas tendencias pedagógicas más liberales y otras situaciones; esto hace que cambien los patrones de la moral de nuestra sociedad. No estamos hablando de cambiar principios bíblicos, sino de conocer “el mercado” al cual fuimos llamados a servir, y desde ese conocimiento practico, ejercer la pastoral de una manera cercana y práctica a mentes en constante fragmentación.

Podemos suplir las necesidades de esta generación con la influencia de la Palabra de Dios, expuesta y expresada desde el buen testimonio que damos acerca de nuestro Señor Jesucristo con nuestras conductas.

Recuerda, que la “dimensión de tu liderazgo” no radica en lo que dices hoy, sino en la pasión de como vives lo que has dicho ayer. De esta manera las personas te seguirán.

“Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús. Lo que has oído de mi antes muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.”
(2 Timoteo 2:1-2)